Condromalacia rotuliana

Facebook0Twitter0Google+0

El cartílago bajo la rótula es un amortiguador natural. El uso excesivo, lesiones u otros factores pueden llevar a una condición conocida como condromalacia rotuliana – un término general que indica daño en el cartílago debajo de la rótula. Un término más preciso para condromalacia rotuliana es el síndrome de dolor patelofemoral.

El síntoma más común es dolor en la rodilla que aumenta al subir o bajar escaleras. Existen tratamientos simples – como reposo y hielo – a menudo ayudan, pero la terapia física, o incluso a veces la cirugía, es necesaria para aliviar el dolor patelofemoral.

Síntomas

El síndrome de dolor patelofemoral causa un dolor sordo en la parte delantera de la rodilla. Este dolor puede agravarse en determinadas circunstancias. Leer más acerca de los síntomas de la condromalacia rotuliana.

Causas

Los médicos no están seguros de lo que causa la condromalacia rotuliana, pero se ha asociado con el uso excesivo, la posición de los huesos o a una lesión. Leer más acerca de las causas de la condromalacia rotuliana.

Factores de riesgo

Hay ciertos factores que incrementan la probabilidad de sufrir condromalacia rotuliana entre los que están la edad, la práctica de ciertos deportes, etc. Leer más acerca de los factores de riesgo de la condromalacia rotuliana.

Complicaciones

El dolor patelofemoral puede llevar a dificultades con las actividades rutinarias, como en cuclillas y subir escaleras. Leer más acerca de las complicaciones de la condromalacia rotuliana.

Diagnóstico

Para ayudar a determinar la causa de su dolor de rodilla, el médico puede recomendar pruebas de imagen como rayos X, una resonancia magnética, etc. Leer más acerca del diagnóstico de la condromalacia rotuliana.

Tratamiento

El tratamiento del dolor patelofemoral suele hacerse mediante medicamentos, terapia i en ciertos casos incluso cirugía. Leer más acerca del tratamiento de la condromalacia rotuliana.

Prevención

Unos consejos pueden ayudar a prevenir el dolor, como por ejemplo evitar el exceso de peso, hacer estiramientos, calentar antes de hacer deporte, etc. Leer más acerca de la prevención de la condromalacia rotuliana.

Facebook0Twitter0Google+0

¿No encuentras lo que buscas? Búscalo aquí